xxx



El Rito de Memphis

xxx


Según J. E. Marconis de Negre, el remoto origen del rito proviene de Egipto. Ya en época cristiana, un sabio de Egipto, de nombre ORMUZ fue convertido al Cristianismo por San Marcos. Este sabio egipcio purificó la doctrina de los egipcios de acuerdo con los principios cristianos. Por esa misma época los Esenios, junto con otros grupos de judíos, fundaron una escuela de ciencia salomónica, a la cual se dice que concurría Ormuz, desde el Siglo I hasta el Siglo XII, los discípulos descendientes de Ormuz fueron los depositarios de las antiguas tradiciones de Egipto, adaptadas al cristianismo. Después de múltiples y diferentes transformaciones a través de los siglos, ya en la Edad Media, durante las Cruzadas, algunos Caballeros pertenecientes a la Orden del Templo (Templarios) fueron iniciados en Palestina, por un centro iniciático heredero de las antiguas tradiciones esenias.

Estos descendientes de los Esenios provenían, a su vez, de otra orden iniciática denominada "Los Hijos de la Luz", fundada en Egipto durante los primeros siglos del Cristianismo. Son precisamente a estos "Caballeros del Temple" a los que el Rito de Memphis reconoce como a sus fundadores inmediatos. Finalizadas las Cruzadas, los Caballeros templarios transportaron dicha Tradición Iniciática a Europa, dentro de la Orden de caballería. Hacia el año 1150, en la ciudad de Upsala, Suecia, fundaron una logia operativa. Tiempo después, en Escocia, establecieron otra logia de la Masonería Oriental. Hay que recordar que luego de la destrucción de la Orden del Temple, muchos Caballeros Templarios se refugiaron en Escocia y Suecia.

Después de la muerte de Jacques de Molay, Gran Maestro de los Caballeros Templarios de Francia, y luego de la abolición de la Orden del Temple en el siglo XIV, los Caballeros Templarios escoceses se reunieron en una nueva Orden fundada por el Rey Robert Bruce. Es en esta nueva Orden donde debe buscarse el origen de la Masonería Escocesa. También es en este siglo, en el año 1322, que se separaron los Masones de Edimburgo de los Masones fieles a la tradición de Ormuz, o Masones de Memphis. Mientras estos últimos permanecieron fieles a la Tradición Egipcia, los otros fundaron un nuevo Rito bajo el nombre de Heredom de Kilwinning o de Oriente y el Rito de Escocia.

Ambos Ritos encontraron seguidores en distintas partes de Europa. A fines del siglo XVIII Napoleón Bonaparte invadió Egipto. La mayoría de los oficiales militares que acompañaban a Napoleón eran masones de antiguos ritos iniciáticos, tales como los Philaletes, los Hermanos Africanos, el Rito Hermético, los Philadelfos, el Rito Primitivo y miembros del Gran Oriente de Francia. Entre ese grupo de oficiales estaba Jean Francois Champollion, quien logró descifrar el lenguaje jeroglífico mediante la famosa Piedra de Rosetta.

En Egipto, los masones del ejército francés descubrieron un centro gnóstico-hermético que conservaba antiguas tradiciones. En 1798 los Generales Bonaparte y Clever fundaron en El Cairo la Logia Isis. Dicha Logia estaba integrada por numerosos sabios franceses que mantenían vínculos fraternales con los iniciados egipcios. Este Rito se constituyó el 23 de mayo de 1815 (?) en la localidad de Montauban, Francia.

Sus fundadores fueron GABRIEL MATHIEU MARCONIS DE NÉGRE, oficial de la armada napoleónica de Egipto, y el general francés SAMUEL HONIS.

La primer Logia Madre que fundaron recibió el nombre de "Los Discípulos de Memphis" sobre la base de la Logia "Isis" de Egipto. La mayor parte de los oficiales que acompañaron a Napoleón en su misión a Egipto eran iniciados de unos ritos masónicos muy antiguos, hoy desaparecidos, tales como los Philaletas, los Arquitectos Africanos, los Philadelphos y el Rito Primitivo de Narbona. También había masones modernos del Gran Oriente de Francia.

En El Cairo, estos hermanos masones establecieron contacto con representantes de las escuelas herméticas gnósticas de Egipto. Más tarde, en el Líbano, recibieron iniciaciones en la Masonería Drusa, en la cual todavía se mantiene vivo el recuerdo del paso de los Caballeros Templarios por Tierra Santa, quienes durante las Cruzadas habían sido sus protectores. Los hermanos masones del ejército napoleónico volvieron a repetir la alianza histórica y también brindaron protección a los Drusos del Líbano. El escritor e iniciado Gérard de Nerval testimonió la existencia de la Masonería Drusa en su libro "Viaje a Oriente".

Los hermanos masones de la misión a Egipto decidieron unánimemente renunciar a la filiación masónica proveniente de la Gran Logia de Inglaterra- a la sazón enemigo número uno de Francia- y recibir la iniciación masónica oriental, que nada debía a la Obediencia de Londres. Vueltos a la patria de la campaña napoleónica, el Rito de Memphis se extendió rápidamente por Francia e Italia. Se abrieron Logias en Marsella y Bruselas. Pero tampoco lograron que el Gran Oriente de Francia los reconociera como masonería "regular".

Las Logias de Memphis fueron cerradas por autoridades civiles francesas en 1852, y el Rito entró en una etapa de "sueño". Jean Etiénne Marconis de Négre, hijo del fundador del Rito, en su libro "Le Sanctuaire de Memphis" (París, 1849), afirma que la filiación iniciática proviene directamente de Palestina, y que tiene su origen en los Caballeros Templarios. Sin embargo, su origen sería mucho más antiguo. San Marcos, el evangelista, estando en Alejandría, habría convertido al cristianismo a un sacerdote del culto de Serapis, llamado Ormus.
Luego de convertir a otros seis amigos, Ormus fundó en Egipto una hermandad iniciática llamada "Los Sabios de la Luz".

Posteriormente iniciaron en sus misterios a algunos peregrinos esenios, cuyos descendientes, siglos después, iniciaron a algunos caballeros cruzados en Palestina.
Finalizadas las Cruzadas, esta filiación fue llevada a Europa donde, en la ciudad de Upsala se fundó una Logia operativa, cuyas Constituciones fueron otorgadas por el Obispo de esa ciudad. Luego la filiación habría pasado a Escocia, donde se constituyó una Logia de la Masonería Oriental.

MARCONIS DE NÉGRE
xxx

Es importante señalar que luego de la abolición de la Orden del Temple en Francia, los principales refugios de los Caballeros Templarios estuvieron en Escocia y en Suecia.

Diez años más tarde, Marconis solicitó nuevamente al Gran Oriente de Francia su incorporación para revivir este Rito. El Gran Oriente consultó al Gran Colegio de Ritos de Francia y esta vez obtuvo la aprobación, y fue oficialmente admitido en la masonería "regular" francesa en noviembre de 1862. Marconis, como Gran Hierofante del Rito de Memphis, tuvo que rendir su autoridad sobre el Rito al Gran Oriente. Esto quiere decir que únicamente el Gran Oriente de Francia podría otorgar Cartas Constitutivas para la creación de nuevas Logias del Rito de Memphis.

Marconis recibió a cambio el "resucitamiento" del Rito, y el permiso para reabrir las Logias cerradas por la policía. Pero una condición más grave aún se le imponía: estas logias de Memphis sólo podrían trabajar en los rituales de los tres primeros grados de la Masonería Universal.

A continuación, esta es la lista de los Grandes Maestres Mundiales, llamados Grandes Hierofantes:

  • 1838-Jean Etienne Marconis Francia
  • 1869-Marqués de Beauregard Egipto
  • 1874-Salvatore A. Zola Egipto
  • 1881-José Garibaldi Italia